Sillones de oficina

Un buen sillón de oficina debe ser principalmente cómodo y además debe aportar un plus de diseño y estética. Los sillones de oficina se utilizan en la oficina en los puestos directivos y también podemos utilizarlos en el hogar. Pueden ser tapizados en piel natural o tapizados de muy alta calidad para ofrecer un mayor confort. También son conocidos como sillones de dirección o sillones de despacho. Materiales nobles como la piel natural o el aluminio es habitual encontrarlos en la construcción de estos sillones, son sillones de alta gama, otros modelos más sencillos se fabrican con piel sintética, pero sobretodo lo más importante en un buen sillón de oficina es su confort.
Ver más
Filtros
ofichairs.com/es/ Reviews with ekomi.es

Los sillones de oficina no ofrecen tantas opciones de reclinación y ajuste como las sillas ergonómicas, pero tienen la ventaja de que son muy cómodos. Gracias a sus gruesos acolchados, sus brazos tapizados o incluso abatibles, reposacabezas integrado, soporte lumbar. Para elegir un buen sillón de oficina es importante que dispongan del nivel de ajustes suficientes.

La ventaja de los sillones de oficina es que por lo general ofrecen un nivel de confort elevado, esto entre otras razones también es por su sistema de reclinación ya que suelen ofrecer varias posiciones de bloqueo que ayuda a tener una sentada mucho más ergonómica y mejora la circulación de las piernas.

Cada persona es diferente y a la hora de elegir un sillón debes tener en cuenta tu talla, no es lo mismo una persona que mide 200 cm que otra que mide 170 cm. El peso también es otra variable importante, ya que cada cual tiene una resistencia variable. 

Los sillones de oficina de oficina se dividen en 2 grandes grupos: los sillones de oficina destinados a un uso más casual o en el hogar y los sillones de oficina profesionales que encontramos normalmente en empresas.

Los sillones de oficina profesionales normalmente van dirigidos a puestos directivos o de gerencia en donde se necesita un alto nivel de status y lujo además de confort. Es habitual denominarlos también sillones de dirección o sillones de despacho. Este tipo de sillones utilizan los materiales más exclusivos como la piel natural y disponen de los mejores materiales para ofrecer al usuario un alto nivel de confort y exclusividad.

Los sillones de oficina tradicionales son muy buscados por aquellas personas que buscan por encima de todo confort y que buscan diseños más clásicos y tradicionales. Son modelos más baratos que los sillones de dirección, pero también son muy confortables gracias a su grueso acolchado.

Un sillón de oficina es una opción segura que nunca te va a defraudar. Tapizado en color marfil y con la base cromada nunca pasa de moda. 

En líneas generales los sillones de oficina suelen ser tapizados en cuero sintético o piel natural. Los modelos más lujosos siempre utilizan piel natural ya que es el mejor material por sus numerosas ventajas. Los sillones tapizados en piel natural son muy agradables al tacto y su color es muy característico. Al ser natural, no transmite calor y también es muy resistente. Su desventaja principal es que no es barato.

Por otro lado, los sillones tapizados en cuero sintético ofrecen muchas de las ventajas de la piel natural. Es un material también muy resistente y fácil de limpiar. Gracias a los nuevos tratamientos técnicos, el tacto del cuero sintético cada vez es más similar al de la piel natural.

Los sillones de oficina ofrecen un asiento confortable y cómodo, apto para trabajar. Es un tipo de asiento que nunca pasa de moda y que además transmite calidad y estatus. Ya sea para un uso más casual o profesional, los sillones de oficina ofrecen una estética distinguida y un gran confort, por ello muchos usuarios los prefieren a las sillas de oficina gracias a sus materiales de alto nivel y a sus acolchados