Sillas confidente

Las sillas confidentes son sillas de oficina que se utilizan normalmente enfrente de la mesa de despacho para recibir a las visitas o bien en salas de reunión o de recepción. Son sillas muy polivalentes con múltiples usos, normalmente son sillas fijas, aunque hay de todo tipo, sillas de 4 patas, sillas patín, con o sin brazos, giratorias. El estilo de las sillas confidentes también puede ser muy variado en función del entorno, algunos modelos tienen diseños más clásicos otros son sillas más modernas de diseño. Hay familias de sillas confidente que también se fabrican como silla operativa o sillón, de esta manera queda un conjunto más homogéneo.
Ver más
Filtros
ofichairs.com/es/ Reviews with ekomi.es

Las sillas confidentes son uno de los tipos de sillas más habituales en una oficina. Se llaman así las sillas que se utilizan en los despachos o puestos operativos para colocar enfrente de la mesa, es decir, delante del directivo o empleado. En ellas se recibe a las visitas de clientes y/o proveedores y se mantienen reuniones informales con otros miembros del equipo. Este tipo de sillas se utilizan en todo tipo de puestos y suelen ser tipo patín o cuatro patas, ya que se entiende que son sillas que se utilizan de forma temporal y en una posición más estática. Es aconsejable comprar sillas confidentes con brazos ya que aportarán una sentada mucho más confortable y natural.

El acabado de este tipo de sillas de oficina es muy variado, suelen fabricarse en plástico, tapizadas y normalmente suelen tener un respaldo más bajo que las sillas giratorias. 

El uso de las sillas confidente es muy variado, por ejemplo podemos encontrarlas en cualquier despacho ya que son las sillas donde tomarán asiento las visitas, también en salas de espera y recepción, o en salas de juntas para realizar reuniones con el equipo.  Son sillas muy polivalentes que se utilizan en multitud de situaciones, no solo en ambientes de oficina como por ejemplo en cafeterías, aulas de formación, escuelas o incluso en el hogar.

Las sillas confidentes se dividen en varios grupos en función del tipo de base y de los materiales utilizados en su producción

-Las sillas confidentes de 4 patas: son uno de los más habituales como sillas de cafetería o salas de espera. En este tipo de modelo se valora principalmente su versatilidad ya que normalmente suelen ser apilables

-Las sillas confidentes con brazos: son similares a las sillas de 4 patas pero además incorporan brazos. Se utilizan normalmente en despachos o en salas de visita donde el usuario queremos que esté cómodo y concentrado para su tarea

-Las sillas de patin: es otra solución similar a las sillas de 4 patas, normalmente se utilizan más en ambientes de oficina, la ventaja principal de este tipo de asiento es que suelen ser más estables y ofrecen un efecto balancín a diferencia de las sillas de 4 patas donde la posición siempre es fija

-Las sillas confidentes giratorias: están equipadas con una base giratoria para que el usuario tenga más dinamismo y pueda interactuar con varias personas sin necesidad de levantarse de la silla. Se utilizan sobre todo en salas de reunión.

A la hora de elegir una silla confidente debemos analizar varios aspectos: 

1. Asiento: es importante que ofrezca unas dimensiones adecuadas para poder sentarse cómodamente, es recomendable que los bordes del asiento estén redondeados para facilitar la circulación de las piernas.

2. Materiales: las sillas confidente se fabrican en una gran cantidad de materiales: las sillas tapizadas son más confortables pero el cuidado siempre es más delicado que las sillas confidentes de plástico o de madera.

3 Diseño: debe ir acorde con el ambiente que queremos amueblar y lo que queremos transmitir: modernidad, lujo, sencillez.

4: Apoyabrazos: Es recomendable que la silla disponga de brazos para ofrecer al usuario un mejor descanso.