En primer lugar, debemos entender que las personas somos diferentes y tenemos una forma de sentarnos distinta.

Nos encontramos con algunas personas que tienden a encorvar la espalda al sentarse, otros presentan una espalda plana…

Aspectos como el peso, la corpulencia o la altura afectan a nuestra posición cuando estamos sentados. Por ello, es muy importante que las sillas sean ajustables para poder adaptarse a la posición propia de cada individuo.

Como no todos somos iguales las sillas que para unos pueden ser cómodas para otros no y viceversa. Este es uno de los motivos por los que en Ofichairs siempre recomendamos comprar sillas que sean ajustables y lo más ergonómicas posible para poder adaptarse a las necesidades específicas de cada usuario.

La vida laboral ha cambiado mucho en las últimas décadas, por lo que las costumbres también han evolucionado. Las personas que trabajan en oficinas, pasan gran parte de su vida laboral sentados.

Cuidar nuestro cuerpo no consiste solamente en llevar una vida saludable. Existen otros factores que afectan a nuestra salud como es el hecho de disponer de una buena silla y hacer un uso correcto de ella.


“Un buen asiento de oficina debe adaptarse a la forma del usuario, no al revés.”

Como sentarse correctamente

  1. Ocupar toda la superficie del asiento, sólo así nos apoyaremos correctamente en el respaldo.
  2. Ajustar la altura del respaldo para que el refuerzo lumbar de la silla se adapte correctamente a la “S” que forma nuestra columna vertebral.
  3. Ajustar de forma exacta la altura del asiento hasta conseguir que los brazos descansen, en paralelo sobre la mesa, y formen ángulo recto con el codo. Los pies deben estar en total contacto con el suelo y las rodillas deberán formar un ángulo de 90º.
  4. Mantén apoyada firmemente la espalda en el respaldo. Es aconsejable dejar un espacio de aproximadamente unos 3 dedos entre el borde la silla y la parte posterior de los muslos.

Consejos de ergonomía. Como evitar lesiones.

Ante la situación de tener que estar muchas horas sentados frente al ordenador es necesario movernos de vez en cuando y estirar los músculos para prevenir lesiones. Los expertos recomiendan hacerlo en periodos de cada 3 horas como máximo.Lo ideal es levantarse y caminar asi como realizar estiramientos en cabeza, cuello, piernas y espalda. Realizar estos ejercicios mejorará la circulación sanguínea disminuyendo el estrés y la ansiedad.
Siéntate dinámicamente. Es decir, utiliza una silla o un sillón que ofrezca la posibilidad de cambiar constantemente de postura (recta, inclinada y reclinada). Evitaremos la presión lateral negativa de los discos intervertebrales y el cansancio que dicha presión provoca.

Otro punto importante es colocar la pantalla del ordenador frente al usuario para evitar tener que torcer el cuello cuando estamos trabajando. Los expertos recomiendan que la línea horizontal de nuestro campo de visión coincida con la parte superior de la pantalla, de esta manera evitaremos dolores articulares.

Por supuesto aquí también es muy aconsejable disponer de sillas que nos permitan un buen apoyo cervical, para ello recomendamos siempre o bien sillas con respaldo alto o a ser posible sillas equipadas con reposacabezas.

Por otro lado debemos prestar atención también a la posición de nuestras piernas. Los pies deberán estar siempre apoyados en el suelo, en ángulo de 90 grados para facilitar la circulación sanguínea. Para ello, es importante que la silla esté bien nivelada y dispongamos de un espacio debajo de la mesa de escritorio para poder extenderlos sin problema. Además, si es posible siempre es aconsejable disponer de un reposapiés.

Si trabajamos con ratón, la posición del ratón ha de permitir el apoyo del antebrazo sobre la mesa, y de parte de los dedos sobre el propio ratón, sin que sea necesario estirar en exceso el brazo, para darles a las manos la fuerza para apretar las teclas y movilizar el mouse.


No confundir salud con ergonomía

Pues si, este también es un error que algunas personas cometen. Si tienes un fuerte dolor en la espalda lo mejor que puedes hacer es ir a un buen especialista porque ni la mejor silla del mundo te va a poder aliviar.

Ahora bien, si pasas muchas horas sentado y lo que estás buscando es prevenir futuras dolencias entonces si que determinados modelos de sillas ergonómicas que nos pueden ayudar y mucho pero ten en cuenta que lamentablemente ninguna silla hace milagros, es muy importante que cuides tu higiene postural como te hemos indicado en el punto anterior


Otros aspectos externos

Existen otros elementos que influyen en la forma que trabajamos al margen de la silla de oficina o el puesto de trabajo. Hablamos de otros aspectos externos como por ejemplo la iluminación.

Se aconseja trabajar siempre que sea posible con luz natural y evitar fuentes de luz brillante que produzcan deslumbramiento directo. También es aconsejable disponer de movilidad frente a la mesa de trabajo, el ruido ambiental o incluso la calidad del aire y la temperatura ambiental son otros aspectos que también debemos tener en cuenta para trabajar de una forma más cómoda y eficiente.