¿Estás buscando la silla ergonómica perfecta, pero no sabes si acertarás? En Ofichairs te contamos los 3 aspectos clave que debes tener en cuenta para elegir la mejor silla ergonómica.

Cuando se trata de salud, no debemos escatimar en recursos, más aún si se trata de elementos que vamos a usar muy a menudo en nuestro día a día.

Se dice que actualmente hay otra pandemia silenciosa de la que nadie habla: el sedentarismo. Se estima que alrededor de un 60% de la población mundial es sedentaria, lo que tiene graves consecuencias para la salud: más probabilidad de cardiopatías, obesidad, diabetes, lumbalgias graves, dolores cervicales, y un largo etc.

Más allá de eso, hay quien además se ve forzado a mantener una postura sentada durante períodos prolongados precisamente porque su actividad profesional se desarrolla enfrente de un ordenador o en una labor que requiera estar sobre una silla 

Precisamente por esto, este elemento es fundamental para evitar lo máximo posible desarrollar molestias o problemas de salud que a largo plazo pueden generarte más de un dolor de cabeza. 

Para ello, las sillas ergonómicas han supuesto una auténtica revolución en oficinas y despachos porque reúnen unas características muy concretas que las hacen perfectas para poder aguantar horas y horas sin dolores de ningún tipo.

Pero cuidado, no todas valen. Para que elijas la silla ergonómica adecuada, debes prestar atención a estos tres aspectos que te detallamos a continuación. 

Comprueba si el tamaño de la silla ergonómica es adecuado para ti

Cómo elegir una silla ergonómica

Parece una nimiedad, pero no lo es.

Las sillas ergonómicas están precisamente para eso, para adaptarse a tu ergonomía en todos los sentidos. Ten en cuenta sobre todo tu altura y tu peso a la hora de elegir, porque eso puede influir a la hora de escoger las medidas adecuadas para ti.

De hecho, hoy en día puedes encontrar también las famosas sillas XXL Si puedes, incluso puedes optar por probar las sillas en persona para asegurarte de que te sientes cómodo y a gusto en ella. 

Para que tengas una base: deben sobrarte al menos tres centímetros del asiento a ambos lados de tu cadera y debe ubicarse justo detrás de tus rodillas, de tal manera que no impida su movimiento.

Asegúrate de poder regular todos los detalles

Cómo elegir una silla ergonómica

Uno de los aspectos clave que tiene toda silla ergonómica es precisamente su versatilidad a la hora de amoldarse a tu figura. 

En ese sentido, el elemento más común regulable es la altura, algo ya presente en prácticamente todas las sillas de oficina. Debes saber que para comprobar si estás con la altura adecuada en una silla ergonómica, debes poder reposar los pies completamente en el suelo y las rodillas flexionadas en un ángulo de noventa grados

Sin embargo, hay muchísimos detalles que debes poder regular si estás buscando una silla ergonómica excepcional. Por ejemplo, la altura de los reposabrazos o incluso del reposacabezas

Incluso puedes encontrar modelos muy punteros como el caso de la silla ergonómica Physix, con adaptabilidad orbital, ajuste de reposabrazos en tres dimensiones, ajuste de altura y profundidad del asiento, ajuste en altura del reposacabezas, ajuste de la altura y profundidad del soporte lumbar y con regulador de tensión.

Fíjate muy bien en el respaldo de la silla ergonómica

Cómo elegir una silla ergonómica

El respaldo es sin duda la parte más importante de este tipo de sillas, porque es ahí donde precisamente vas a apoyar tanto tus lumbares como la zona media y superior de tu espalda. De él depende que padezcas o no problemas en el futuro.

¿Qué condiciones debe cumplir tu silla ergonómica en este sentido?

Contar con apoyo lumbar: importantísimo. Las sillas ergonómicas suelen tener un soporte lumbar que sirve de superficie de reposo para esta zona. Por ponerte un ejemplo, nuestra silla ergonómica Vision cuenta con un agarre lumbar autoadaptable, de tal manera que no tendrás que hacer ningún ajuste en tu silla para que apoyes las lumbares correctamente.

Tejidos transpirables: dado que vas a pasar muchas horas apoyado en esta superficie, es importante que esta transpire de forma adecuada y puedas regular tu temperatura sin pasar ni calor ni frío.

Que posea un diseño moldeado especialmente para la curvatura de la espalda, otro aspecto fundamental para que tu cuerpo tenga un apoyo totalmente natural y no esté rígido, sino cómodo.

Que sea reclinable: de nada sirve tener un apoyo de espalda completo si no puedes inclinarlo para relajarte después de un rato en la misma posición. La rigidez es muy enemiga de la ergonomía y este es un aspecto clave si quieres acertar de pleno con tu silla ergonómica.

En Ofichairs queremos asegurarnos de que cuentas con las mejores sillas ergonómicas del mercado. Por ello, tenemos para ti una selección de sillas ergonómicas únicas e inigualables con todas las características necesarias para que conozcas de verdad lo que es disfrutar de salud y confort mientras trabajas o estudias. 

Para saber más, solo tienes que visitarnos en nuestra página web de Ofichairs y aprovecharte de todos nuestros descuentos. ¡Conoce el confort con Ofichairs!